Café es hacer que tus manos dejen de pasar frío.

Es acabar el día y empezar tu día.

 

Es un momento. Que nunca llega o que nunca acaba.

 

Café son vacaciones. Las que menos duran y

que más dan. 

 

Café es la canción que suena de improviso.

Aquella que tanto te gustaba y que ya no recordabas.

 

Es la idea que habías olvidado y que no te habían dado. 

 

Café es pensar en la lista de cosas que te quedan

por hacer, y que no harás.

 

Es conectar con el mundo. Y otro,

para desconectar y vivir tu mundo. 

 

Café es que te olvides de las penas y disfrutes sin ellas. Porque es jueves y te sientes viernes.

 

Un café solo. O con quien tu quieras.

Pero café. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

BURGER KING